viernes, 31 de diciembre de 2010

"Soy feliz, enormemente feliz"



video

Quiero terminar el año con una noticia positiva: el Premio Cervantes concedido a Ana María Matute el pasado mes de noviembre. Una mujer fascinante con una forma de ser muy personal. Decir públicamente que es feliz desde la autenticidad llamó poderosamente la atención, y algunas personas pidieron oírlo de nuevo en programas de radio.

Porque, la felicidad no está de moda. En primer lugar, debido a que no son buenos momentos, con la consabida crisis (creo que es la palabra más repetida últimamente). Pero tampoco lo estaba en época de bonanza.

En realidad no se cree en la felicidad. Se busca, pero no se encuentra. Quizás no se busca en el lugar adecuado.

Hay un cuento oriental que dice que varias personas de un pueblo encuentran a una mujer buscando algo por la calle. Ella les dice que busca una aguja. Cuando le preguntan dónde la perdió responde que dentro de su casa. ¿Y si la perdiste dentro por qué la buscas fuera? Y ella les dice: esto es lo que os pasa a vosotr@s, que buscáis la felicidad fuera, sin daros cuenta de que el lugar donde la encontraréis es en vuestro interior.

Desarrollarnos interiormente, vivir cada momento presente, ampliar nuestra capacidad de amar, poner iniciativa en lo que queramos conseguir y practicar la aceptación de cada cosa que la vida nos depare, son actitudes que nos acercan a la auténtica felicidad. No al contento que nos proporciona esporádicamente el alcohol o cualquier otro artificio, sino a la dicha auténtica, a la comprencsión de lo que es la vida desde un lugar diferente.

Y nada mejor que oírselo decir a esta escritora fantástica y entrañable que es Ana María Matute.

Un ejemplo de que es posible vivir toda una vida sin perder de esa inocencia infantil ni tampoco sabiduría.




OS DESEO UN AÑO 2011 LLENO DE FELICIDAD (E IGUALDAD).



Página recomendada:
Entrada relacionada:


4 comentarios:

  1. Hola Asun,yo desde mi conocimiento,casi epistolar,te deseo que encuentres la FELICIDAD desde "la autenticidad",pero para todos los días de tú vida.
    Me alegro que homenajeemos a Ana Mª Matute,yo siempre la he encontrado muy cercana a mí,leí muy joven su "Pequeño Teatro" y ya su forma de escribir me cautivó.además,aunque es catalana,al haber vivido en la rioja me resultaba muy "castellana" y yo también lo soy.
    Hay muchas formas de decirnos como encontrar la felicidad,pero la felicidad para mí,son momentos de una vida que podemos hacer más o menos largos,y que cada uno la busca de una forma distinta.Aunque yo creo que la felicidad o los momentos de ella están dentro de nosotros,están en aceptarnos tal y como somos,en asumir nuestra vida con lo bueno y y lo malo,en vivir cada día como el último que nos tocara vivir:con el entusiasmo y curiosidad de un niño,sin perder la capacidad de asombro;en procurar acostarnos habiendo hecho a los demás lo que quisieramos para nosotros,ir con la conciencia tranquila;habiendo dicho :te quiero a quien queremos;alejar de nuestra vida aquello o aquellas personas que sólo nos aportan negatividad.
    En definitiva,para mí,es estar contenta conmigo misma y aceptar que la vida me ha dado lo que ha podido y yo lo exprimo y saco lo que puedo de bueno,asumo lo malo sin rencor,y me preparo para irme ligera de equipaje.
    TODO eso es para mí ahora la felicidad,es mi felicidad,y no es poco.
    Todo mi cariño y mi gratitud por mantenerme esta ventana abierta.Disculpa mis errores,mi pulso a veces no es muy firme y ya te dije,mi cabeza va muy deprisa.GRACIAS.

    ResponderEliminar
  2. Hola Asun,
    Buenísimo tu comentario de buscar la felicidad dentro y no fuera de una misma.
    Y estupenda también, la entrevista de esta gran mujer que es Ana María Matute.
    Gracias
    Carmela

    ResponderEliminar
  3. Sabias palabras las tuyas, Yucas... irnos liger@s de equipaje... me gusta.

    Un fuerte abrazo y...
    ...que seas feliz.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a tí, Carmela, por andar por aquí aportando tu granito de arena.

    ResponderEliminar

Tu comentario será revisado antes de publicarse. Se agradece la identificación de la persona que lo remite.