jueves, 6 de diciembre de 2012

Astrid Agenjo Calderón: "La (re)creación de la desigualdad de género en el sistema económico"




Astrid Agenjo Calderón, licenciada en Economía, y miembro de la Asociación Internacional de Economía Feminista, fue la tercera ponente de la que me faltaba hablar de las Jornadas en-redes celebradas en Málaga y organizadas por Fórum de Política Feminsta de Málaga. Paso a resumir su ponencia.

Astrid comienza diciendo que el ámbito económico no es neutral a los conflictos e intereses políticos. Que existe una distribución sistémica de los trabajos en función del género (como ya sabemos).


"El sistema pasa las diferencias a desigualdades"

"Hay que entender el género como un eje estructurador clave"




Sobre la economía

1. Debemos cuestionar la economía como una "ciencia objetiva, verdadera y universal": la economía es una construcción social reflejo de la realidad sobre la que se construye, y está plagada de sesgos.


2. Desvelar sus sesgos androcéntricos:
  • Mercantilistas (sólo interesa lo que pasa en los mercados).
  • Etnocéntrica (no se ocupa de ámbitos, como el rural, "se sale de la norma")
  • Clasista
  • Androcéntrica (excluye a las mujeres)

3. Sesgos androcéntricos:
  • Doble exclusión de las mujeres: como sujeto y como objeto de estudio.
  • Se niega la dimensión política y económica del ámbito privado/doméstico y su relación con la vida.


Apuesta de la(s) economía(s) feminista(s):
Debemos comprender cómo se sostiene la vida y mirar a los mercados, no como algo importante en sí mismos, sino como el papel que juega en la satisfacción social de las necesidades.
Mirar el sistema económico desde la sostenibilidad de la vida, veremos que existe un conflicto social entre dos lógicas: la de la acumulación del capital (que, entre otras cosas, pone en peligro los procesos ecológicos) y la del cuidado de la vida (que se relega a las esferas invisibles).


"EL OBJETIVO DE LA ECONOMÍA DEBE SER EL CUIDADO DE LA VIDA."
 
 

3 comentarios:

  1. Magnífica ponencia la de la Sra. Agenjo que nos ayudó a visibilizar la cadena de cuidados que es ignorada por "los mercados" pero utilizada para su sostenimiento y que, por supuesto, recae sobre las mujeres, a veces como un peso, otras como un verdadero obstáculo para el propio desarrollo personal y profesional.A veces me pregunto ¿qué sería de los mercados si las mujeres nos negáramos en bloque a sostener esa cadena invisible de cuidados?
    Enhorabuena por las jornadas, fueron muy interesantes. Carmen Lledó

    ResponderEliminar
  2. Fueron super interesantes las jornadas, cada una en su tema, nos dejaron informadas y más empoderadas todavia. Astrid fuen la sencillez y la sabiduría en boca de una joven, preparada y viajada por el mundo. Un abrazo violeta, de una MAREA VIOLETA.

    ResponderEliminar

Tu comentario será revisado antes de publicarse. Se agradece la identificación de la persona que lo remite.